Compartir a través de


Cómo desplegar una aplicación en Windows Azure

Desplegar una aplicación de Windows Azure desde nuestro entorno de desarrollo hasta la nube es muy sencillo.

Una vez compilada la aplicación, desde la opción publicar de Visual Studio se puede seleccionar el tipo de despliegue a realizar. Se puede realizar de forma manual o de forma automática.


Figura 1.- Opción de publicación

Si la aplicación hace uso del Windows Azure Storage o SQL Azure es importante asegurarse de que las cadenas de conexión están actualizadas para apuntar al entorno en la nube

La opción manual generará un paquete de contiene la aplicación pero no lo publicará en el portal. Para poder publicar el paquete será necesario entre en el portal de Windows Azure y subirlo dentro de un servicio de Windows Azure.

La opción automática permite realizar el despliegue directamente en Windows Azure.

Despliegue manual

Si se selecciona el despliegue manual Visual Studio generará en disco el paquete que habrá que subir al portal de Azure. Creará un fichero con extensión .cspkg y otro con extensión .cscfg. El primer fichero contiene los roles a desplegar, mientras que el segundo contiene la configuración de los roles.

Una vez generado el paquete será necesario acceder al portal de Windows Azure y crear un nuevo servicio (Hosted Services).


Figura 2.- Crear servicios

La creación del servicio pedirá que se configure la URI del mismo y la ubicación. La URI seleccionada será en la cuál la aplicación estará accesible.


Figura 3.- Opciones para la creación de un servicio

Una vez creado el servicio se podrá elegir si se desea publicar la aplicación en preproducción o producción. Si el despliegue se realiza en el sistema de preproducción Windows Azure proporcionará una URL temporal para probar la aplicación. Posteriormente el paso de preproducción a producción puede realizarse con un sólo clic.


Figura 4.- Información del servicio

Desde la opción "Deploy" tenemos que indicar la aplicación que se desea desplegar en el servicio. Se tendrán que subir los ficheros que se ha generado desde Visual Studio.


Figura 5.- Página de subida de un despliegue

Una vez subidos los ficheros, la aplicación se encontrará desplegada pero no está accesible todavía. Para terminar de desplegar la aplicación será necesario seleccionar la opción "Run". Una vez realizada esta acción, la aplicación ya se encontrará desplegada y accesible a través de la URI del servicio.


Figura 6.- Estado del servicio recién realizado el despligue

Despliegue automático

La segunda opción sería realizar un despliegue de forma automática desde Visual Studio. El despliegue se realiza usando el API de administración que expone Windows Azure. Este API está expuesto por HTTP REST.

Las labores de administración requieren de un certificado x.509, certificado que hay que subir previamente a la cuenta de Azure.


Figura 8.- Página de administración


Figura 8.- Subir un certificado de administración

Una vez subido el certificado, el dato importante a tener en cuenta es la huella digital, el Thumbprint. Este valor es un dato que se va a necesitar en las aplicaciones cliente desde las cuáles se quieran realizar labores administrativas. Otro valor que también será necesario será el identificador de la subscripción.


Figura 9.- Subscription ID

Desde Visual Studio, una vez subido el certificado al portal se deben configurar los datos de conexión a la cuenta y el servicio dónde se desplegará. El servicio de Windows Azure debe crearse antes de desplegar el servicio, de la misma manera en que se ha realizado en el punto anterior.

Para poder desplegar desde Visual Studio también será necesario crear un servicio de almacenamiento, ya que Visual Studio primeramente sube los ficheros al almacenamiento y posteriormente realiza el despliegue empleando los ficheros subidos al almacenamiento.


Figura 10.- Opción de publicación


Figura 11.- Configurar cuenta Azure

Una vez desplegado el servicio desde Visual Studio podrá visualizarse el proceso del despliegue, pudiendo monitorizar el estado del servicio.


Figura 12.- Progreso del despliegue


Figura 13.- Monitorización del servicio